Mundo

Presunto autor de fallido disparo contra Cristina Fernández usaría símbolos nazis

Un brasileño de 35 años con antecedentes penales y que lleva tatuajes con referencias nazis es el presunto autor del intento de asesinato de la vicepresidenta argentina, Cristina Fernández.

El hombre, que fue detenido tras el intento de asesinato contra Cristina Fernández, ha sido identificado como Fernando Andrés Sabag Montiel, de nacionalidad brasileña, reside en Argentina desde 1993 y actualmente vive en el barrrio de La Paternal, en Buenos Aires, según informaron fuentes gubernamentales al diario La Nación.

Según el rotativo Clarín, en marzo de 2021 el detenido fue encausado por portar un arma no convencional en La Paternal. Se trataba de un cuchillo de grandes dimensiones que alegó llevaba para su defensa personal, dijeron fuentes de seguridad al diario.

Registros comerciales citados por el rotativo señalan que Sabag Montiel está inscrito como dedicado al “servicio de transporte automotor urbano y suburbano no regular de pasajeros de oferta libre”, categoría que corresponde a servicios pedidos por aplicaciones móviles.

Al parecer, tiene registrado un automóvil Chevrolet Prisma a su nombre y, según La Nación, en sus redes sociales se puede ver que sigue perfiles ligados a grupos radicalizados y de odio, así como a páginas de “órdenes masónicas”, de “comunismo satánico” o de ciencias ocultas. Sin embargo, sus perfiles en redes sociales fueron borrados durante la madrugada, agrega el rotativo.

Seguidores de Cristina Fernández en estado de shock, tras el intento de disparar contra la política argentina

Símbolos nazis y de mitologías vikingas y germánicas

El diario Clarín asegura que el detenido tras el intento de disparar contra la vicepresidenta lleva varios tatuajes, algunos alusivos a las mitologías vikingas y germánicas, incluido uno en el hombro que representa un “Schwarze Sonne”, un sol negro, símbolo ligado a la filosofía ocultista del nazismo y utilizado por las SS de Adolf Hitler.

Sabag Montiel fue detenido en la noche de este jueves después de empuñar un arma de fuego y apuntar al rostro de la exmandataria, quien, en un gesto reflejo, se agachó en medio de los escoltas que la protegían cuando llegaba a su domicilio en el barrio capitalino de Recoleta.

Inmediatamente después de conocerse la noticia, el presidente argentino, Alberto Fernández, anunció una comparecencia en cadena nacional, en la que decretó feriado (festivo) este viernes y dijo que “este atentado merece el más enérgico repudio de toda la sociedad argentina, de todos los sectores políticos, porque estos hechos afectan nuestra democracia”. La declaración de feriado ha sido criticada como una “maniobra” política del presidente argentino. 

Fernández dijo que la vicepresidenta “permanece con vida porque, por una razón todavía no confirmada técnicamente el arma, que contaba con cinco balas, no se disparó pese a haber sido gatillada”. El frustrado intento de asesinarla se produjo en medio de la vigilia permanente de seguidores kirchneristas que, desde el 22 de agosto, cuando un fiscal pidió para ella 12 años de prisión por una acusación de corrupción, se instaló junto al domicilio de la exmandataria.

Fuente: DW | EFE | Clarín | La Nación

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba